La Necesidad de Diversificación Tecnológica

Después de casi 5 meses trabajando en banca de inversión, veo la necesidad de diversificar para minimizar riesgos en todo tipo de situaciones.

Últimamente, he estado pensando sobre la diversificación tecnológica. Con esto me refiero a los servicios y productos tecnológicos (tanto web como físicos) de los que** hacemos uso continuamente**.

Al igual que no meteríamos todo nuestro dinero en el mismo activo, por el riesgo de que se derrumbe y nos quedemos sin nada, tampoco deberíamos confiar todos nuestros datos a la misma empresa.

 No metas todos tus huevos en la misma cesta

Aunque estar encerrados en un ecosistema de aplicaciones de la misma empresa tiene varias ventajas, como las sinergias entre ellas y la similitud de usos, también tiene grandes desventajas, como la dificultad de salir de él para usar nuevas promesas, o el riesgo de hundimiento de la empresa/robo de datos.

En esta entrada voy a analizar si estoy manteniendo un buen balance entre rendimiento y minimización de riesgos. También os sirve a vosotros para ver vuestra situación claro.

Para hacer el análisis hay que crear un listado de los servicios y productos tecnológicos que usas en tu día a día, saber la empresa que está detrás de ellos, y por último, las alternativas más competitivas que existen por parte de otras empresas.

Al final ves si tienes demasiada dependencia de una empresa en concreto y si merece la pena algún cambio para diversificar.


Primero los servicios web:

Email

Servicio que uso: Gmail

Alternativas: Outlook (Microsoft), Yahoo Mail


Calendario

Servicio que uso: Google Calendar

Alternativas: Calendar (Microsoft), Tempo


Mensajería instantánea

Servicios que uso: Whatsapp

Alternativas: Telegram, Line


Notas

Servicio que uso: Keep (Google)

Alternativas: Evernote, OneNote (Microsoft)


Tareas

Servicios que uso: Gmail (con Inbox) / Trello

Alternativas: Any.do, Wunderlist

 

Almacenamiento en la nube

Servicios que uso: Drive (Google) / Dropbox

Alternativas: OneDrive (Microsoft), Box


Música

Servicios que uso: Youtube (Google) / Grooveshark

Alternativas: Spotify, iTunes


Noticias (feeds)

Servicio que uso: Feedly

Alternativas: Comma Feed , Digg Reader


Mapas

Servicio que uso: Google Maps

Alternativas: Here (Nokia), Bing Maps (Microsoft)


Redes Sociales

Servicio que uso: Twitter

Alternativas: Facebook , Google+


Servicio que uso: Firefox

Alternativas: Chrome (Google), Internet Explorer (Microsoft)


Búsquedas

Servicio que uso: Google Search

Alternativas: DuckDuckGo , Bing (Microsoft)


Blogging

Servicio que uso: WordPress

Alternativas: Blogger (Google), Tumblr (Yahoo)


Ofimática

Servicio que uso: Google Drive / LibreOffice

Alternativas: Microsoft Office


Y ahora los productos físicos:

Móvil

Sistema que uso: Android (Google)

Alternativas: iPhone, Windows Phone


Tablet

Sistema que uso: Windows

Alternativas: iPad, Android


Portátil

Sistema que uso: Linux

Alternativas: Windows, Mac OS (Apple)


Fijo (oficina)

Sistema que uso: Mac OS

Alternativas: Windows, Linux


Wearable

No tengo todavía…


En conclusión, de los 14 servicios que más uso en mi día a día, 9 pertenecen a Google, aunque en 3 de ellos también uso otra alternativa para complementar.

No hay otra empresa más que se repita en la lista.

La verdad es que me parece demasiada dependencia de Google, aunque esté muy a gusto en su ecosistema y probablemente siga tal cual estoy, si se diera el caso de que me robaran la cuenta (ver verificación en dos pasos para disminuir esta posibilidad), o tuvieran ellos un fallo, me quedaría sin dos tercios de los servicios que uso.

También hay que tener en cuenta que hay algunos más críticos que otros, por ejemplo no es lo mismo el email que el navegador o las búsquedas.


En cuanto a productos físicos, tengo uno de cada literalmente. En este caso me he pasado de diversificación ya que tener uno de cada significa ser menos eficiente por los siguientes motivos:


¿Qué pensáis sobre este tema? ¿Es similar vuestra situación?

Este artículo fue escrito hace más de 6 meses, puede que ya no piense así