24 Cosas que Todo Futuro Emprendedor Debería Saber (1/3)

Los siguientes consejos no están ordenados de ninguna manera en especial, todos son igual de importantes y, aunque la mayoría ya los sepas, nunca está de más repetirlos para tenerlos siempre en cuenta.

Los he dividido en 3 partes para no hacer una entrada gigante con los problemas que ello conlleva (lentitud de carga, pereza de leer todo, etc).

Rodéate de otros emprendedores

Entrepreneurs canadian immigration

Dicen que eres la media de las cinco personas con las que más tiempo pasas, por lo que intenta relacionarte con gente en la que quieras convertirte, en este caso emprendedores.

Puedes conseguirlo acudiendo a las charlas de emprendedores de tu ciudad, contactando con emprendedores por internet, etc. No tienen por qué tener un negocio rentable establecido, con que tengan una mente emprendedora de la que puedas aprender y motivarte es suficiente.

Deja tu trabajo por cuenta ajena lo más pronto posible

Sé que da miedo dejar la “seguridad” de tu trabajo, decir adiós a tu nómina, a tu rutina establecida. Pero si no pones el 100% de ti mismo en tu proyecto, será imposible que llegue a buen puerto.

Digo “seguridad” entre comillas por no haber nada seguro, como hemos comprobado de sobra últimamente.

Probablemente hayas pensado en iniciar tu proyecto a la vez que sigues con tu trabajo por cuenta ajena, poniéndote a ello al llegar a casa por la tarde/noche y en los findes. Lo siento, pero eso no funciona así.

Si tienes grandes obligaciones (familia que mantener) y pocos recursos, probablemente no te quede otra opción, pero si tienes la mínima opción de no hacerlo, no lo hagas.

Competitors

Primero porque tardarás muchísimo más tiempo en llevar tu idea a cabo y mantenerla una vez hecha. De esta forma es muy probable que se te adelanten competidores, o que acabes cansado de no ver resultados pronto.

No todo es como se planea al principio, muchos días llegarás cansado del trabajo o preferirás pasar el fin de semana haciendo actividades al aire libre, descuidando el proyecto.

Segundo porque, sobretodo al principio, necesitarás un contacto constante con tus clientes, y no clientes, al igual que una promoción lo más amplia posible.

No tengas vergüenza

Con vergüenza ni se come ni se almuerza.

Necesitarás hacer contactos, negociar precios con proveedores, promocionar tu idea, y cientos de cosas más que te van a poner en contacto con otras personas, y en condiciones desfavorables muchas de las veces.

No importa. Piensa siempre en lo que puedes perder haciéndolo. Normalmente será absolutamente nada, y sin nada que perder, ¿por qué no vas a hacerlo?

Por ejemplo, acabas de pensar en una idea de negocio y en cómo hacerla realidad. Planeas todo perfectamente y ves todo genial, mmm demasiado bonito para ser verdad. Es el momento perfecto para contactar con alguien con experiencia a ver qué opina sobre ello.

File 20120829162151

Esto me paso hace unas semanas con Petiem. Necesitaba opiniones diferentes a la mía de gente con éxitos a sus espaldas, así que empecé a buscar a los emprendedores y blogueros sobre emprendimientos más reconocidos.

En este momento cometí el error de tener la vergüenza de la que estoy hablando, ¿y si mi idea les parece una mierda?, ¿y si les estoy haciendo perder el tiempo? ¿y si…?

Bullshit! Como dirían los ingleses.

No tengas vergüenza y pide lo que necesites, pero siempre con educación.

En mi caso, sólo 1 de los 4 o 5 blogueros con los que contacté me respondió, Javier Megías. Y me fue útil su opinión.

Bootstrap

“Bootstraping” es operar tu negocio con capital propio y los propios beneficios que genere, sin pedir dinero prestado. De esta forma, además de mantener control sobre todas las decisiones, hará que tu negocio no se vea ahogado con el pago de deuda.

La idea es que últimamente todas las startups lo primero que hacen es buscar financiación de business angels o aceleradoras, cuando bastantes de ellas simplemente no la necesitan.

Obviamente no siempre es posible hacer “Bootstrap” ya que en muchos negocios necesitas una fuerte inversión que, aunque seas capaz de afrontar tú mismo, no sería lo más inteligente.

Tu idea no importa

Deja de perder el tiempo pensando y lamentándote de no tener esa súper idea que haga de ti el próximo Mark Zuckerberg, la realidad es que la idea no importa, lo importante es su ejecución.

La idea de una red social no era una nueva idea allá en 2004, lo que hizo Mark fue una muy buena ejecución gracias a la segmentación que hizo al hacer disponible Facebook únicamente para la élite universitaria, y a sus conocimientos informáticos, que consiguieron una aplicación web muy usable desde el primer momento.

Ideabulb

No importa la cantidad de buenas ideas que tengas, que si no eres capaz de llevarlas a cabo, o conoces a alguien que pueda y te asocies con él, no conseguirás hacer nada de nada.

No te rindas

Fracasarás muchas veces, muchas muchas veces, antes de emprender exitosamente haciendo algo de valor que la gente desee.

Asúmelo.

De verdad, asúmelo lo antes posible ya que sino, tendrás un gran lastre en tu carrera que hará que te sientas mal contigo mismo con cada fallo y quieras rendirte.

No lo hagas, los fracasos no existen, sólo hay éxitos y lecciones que aprender.

Cometerás errores continuamente, aprende de ellos, corrígelos y sigue adelante. Si te producen grandes pérdidas, tómalos como una inversión en educación, seguro que son más baratos que la matrícula de una universidad. (Y más útiles)

Obsesiónate

Vuélvete literalmente loco con tu idea.

Dale el coñazo a todo el que puedas hablándole sobre tu idea, de esta forma obtendrás un “feedback” muy muy valioso, y en la mayoría de ocasiones te darás cuenta de algo que habías pasado por alto, o que podrías mejorar.

Mucha gente intenta no hablar absolutamente nada de su idea, les preguntas y dicen que es una idea revolucionaria, que no te lo pueden contar…

Como hemos visto hace dos puntos, tu idea da igual, así que estas personas están perdiendo una gran oportunidad de mejora gracias a las críticas que obtendrían.

Cree en lo que haces

Si no crees en tu producto/servicio, tú que eres su creador, ¿quién va a creer en ello?

Con creer en lo que haces me refiero a creer en que aporta valor, que es algo útil para la sociedad, que no estás vendiendo humo.

Keepbelieving

Si de verdad crees en lo que haces, te será un gustazo ponerte a trabajar en ello todos los días, serás feliz, y además, al intentar vender tu producto/servicio eso se nota muchísimo, y sonarás totalmente convincente, que es la mejor forma de vender.

Próximamente estará la parte 2

Este artículo fue escrito hace más de 6 meses, puede que ya no piense así